La hora más oscura

Relato creado por @manodemitril. Esta vez no consiste en continuar su historia, sino nominando a otro autor, elegir uno de los personajes que nos ofrece de una lista, y cado uno escribe una versión del personaje, uno siendo malvado y otro siendo bueno.

Para este reto me nominó @alexdhawer y optó por escribir él la opción malvada y yo el bueno, escogió el pj: «Guerrero sin brazos que lleva un peto de cuero y grebas metálicas con cuchillas en rodilla y pies»

Imagen de gyxycn en DeviantArt

El dolor en mi pecho era abrasador.

Kain, el traidor convertido en demonio y líder de la legión negra, me tenía de rodillas frente a él con sus garras clavándose en mi costado.

Mis pensamientos se iban nublando conforme el dolor se expandía por todo mi cuerpo.

Cuando llegué a esta sangrienta batalla, los veteranos soldados del corazón del imperio parecían reconocerme. Vitorearon un nombre que yo no recordaba. Sin embargo, ahora, en su hora más oscura, guardaban silencio contemplando como se iba apagando la última luz de una esperanza que siempre fue un espejismo ante el poder de la legión negra.

Kain, con un sonrisa, se jactaba de haber vencido en dos ocasiones al campeón del imperio.

Yo no recordaba nada de quién era antes de que Kain, el más noble de los caballeros del imperio, cayera en las sombras y me arrancara los brazos en aquella batalla dándome por muerto hace cinco años.

Los monjes del Templo de las Tormentas cuidaron de mí y me instruyeron para nuestro aciago destino.

Desesperado, decidí usar una técnica prohibida. Usando toda mi energía, que mantenía cada átomo de mi cuerpo unido, mutilé el brazo de kain y con un salto, de media luna hacia atrás, destrocé su cuerpo con las cuchillas injertadas en mis piernas, haciendo temblar por primera vez a toda la legión negra.

Llevamos demasiado tiempo viviendo en la oscuridad. Hoy, por primera vez, mostraremos a los demonios lo que es el verdadero terror.

El color más allá de las estrellas

Relato creado para la continuación de una historia como reto de Instagram propuesto por @manodemitril. Continuando desde el punto de vista humano.

Imagen de SkoldArt en DeviantArt

Nunca hemos dejado de ser unos pobres ilusos. Nos creíamos dioses cuando nos lanzamos a conquistar galaxias que ni siquiera sabíamos que existían.

Ahora comprendo por qué los Asurianos llaman, en su lengua, a este planeta «El mundo Prisión».

Nos encontrábamos en un vasto terreno, extrañamente fértil, donde todo parece tener un color sobrenatural y extremadamente llamativo para nuestros ojos humanos, como el néctar de una planta carnívora. Aquella pirámide negra, en el centro del planeta, era el último bastión de esta raza que protegía las puertas de algo que no debía ser liberado. Cuando ellos cayeron… la humanidad también lo hizo.

Hace ya horas que mi cerebro ha empezado a entender todas las palabras de esa retorcida lengua que escucho en mi mente. Una lengua que en la Tierra quedó sepultada en antiguas civilizaciones.

Ahora me encuentro solo, en la sala de comunicaciones, sangrando, con un brazo mutilado y casi ciego… Solo necesito mandar un mensaje a la nave más cercana… Debo avisarles del antiguo secreto que la pirámide albergaba… Un antiguo dios que los humanos ya conocíamos por nuestras pesadillas.

Mis hombres, ahora sus siervos, pronto derribaran esta puerta.

−«Aquí la astronave Atlas…» −se escuchó por fin por el intercomunicador.

Apenas podía articular silabas con ese bombardeo de visiones y esa figura oscura y titánica susurrando en mi mente que me rinda.

−Cthulhu…−mi mente se rompió al pronunciar su nombre.

− «Repita el mensaje»

−Todo está bien −dije con una paz que envolvía todo mi ser.