Primer encuentro con el señor de los caminos

Imagen de Barry Plott en Pixabay

Me había desviado del camino a casa; ya era tarde y las nubes amenazaban con lluvia. Meterme de nuevo en mis pensamientos, sobre aventuras y magia, había vuelto a hacer que me perdiera.


No sé qué sucedió primero, si fue el ver aquel callejón estrecho y oscuro, o escuchar la extraña melodía que envolvía todo como una bruma invisible.


Seguí aquella música melancólica y triste, pero a la vez mágica. Provenía del final de la calle. Luchando contra mi razón entré en aquel portal oscuro, donde me di cuenta que, en un rincón cuidadosamente colocado, había un libro; lo recogí y la música cesó dando paso a la lluvia.


No reconocía aquella obra, pero dentro estaba escrito mi nombre, y junto a él, una dedicatoria firmada por alguien que se hacía llamar «El señor de los caminos». Protegí el libro bajo mi abrigo y volví a casa para descubrir todos los secretos que guardaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s